¿Qué es la glutamina?

La glutamina es un aminoácido. Los aminoácidos son los bloques que componen las proteínas. Pero no solo es un aminoácido cualquiera, sino que es el más abundante en nuestro cuerpo. Está altamente concentrado en nuestros músculos. Recientemente, se ha clasificado como un aminoácido esencial condicional. Esto significa que aunque nuestro cuerpo puede sintetizarla por sí mismo, hay ocasiones en las que nuestro cuerpo necesita más cantidad de la que es capaz de producir.

¿Qué puede hacer por mí?

Los estudios realizados durante las últimas décadas han mostrado que su suplementación puede ser útil para los siguientes beneficios:

Incrementar la síntesis de proteína (lo que implica un aumento de la masa muscular)

Incrementar la retención de nitrógeno

Disminuir la destrucción de músculo

Disminuir el tiempo de recuperación necesario tras un entrenamiento

Mejorar las funciones inmunológicas

 

Todas las preguntas y las respuestas sobre la glutamina

¿Cómo es capaz de producir todos estos efectos positivos?

Para contestar esta pregunta, primero deberíamos hacer un breve repaso a cómo nuestro cuerpo construye músculos. La clave para construir masa muscular es la síntesis de proteína. Todos sabemos que nuestro cuerpo no crea músculo mientras estamos entrenando, sino que este proceso se produce mientras descansamos. Es por eso que es tan importante el descanso si queremos ganar músculo.

Nuestro cuerpo está en un constante ciclo de catabolismo y anabolismo. Es decir, siempre estamos en un ciclo continuo de composición y descomposición de proteínas. Recuerda que la proteína es la base de nuestros músculos. Durante la etapa de catabolismo muscular, perdemos nitrógeno y perdemos glutamina de nuestros músculos. Nuestro cuerpo la necesita para realizar funciones muy importantes, como para el sistema inmune, y estas funciones pasan por delante de la construcción de músculos. Si nos quedamos sin, no podemos construir masa muscular y nuestros músculos empiezan a descomponerse.

Cuanto a más estrés esté sometido nuestro cuerpo, perderemos más glutamina de nuestros músculos para ser utilizada en otras funciones. Cuando entrenamos, y más si lo hacemos de manera intensa, ponemos a nuestro cuerpo bajo mucho estrés. Así pues, y aunque parezca lo contrario, realmente cuando entrenamos estamos induciendo a nuestro cuerpo a entrar en un estado catabólico y perder esa glutamina que es esencial para la síntesis de proteína, que es esencial para construir músculo. Entonces, si recurrimos a la suplementación antes de un entrenamiento, tendremos reservas suficientes como para permitir que nuestros músculos retengan toda la glutamina necesaria y no les conduciremos al catabolismo. A su vez, esto provocará que el cuerpo utilice la glutamina de nuestros músculos para sintetizar nueva proteína y construir masa muscular. Además, como tenemos suficiente en todo el cuerpo, nos aseguramos que todas las funciones vitales se realizan con normalidad.

Como nota informativa, la glutamina se ha utilizado durante años en la sala de emergencia de los hospitales para pacientes envueltos en accidentes. Cuando una persona padece un accidente de coche, por ejemplo, su cuerpo es sometido a una situación de estrés y empieza a entrar en un estado catabólico. Los músculos empiezan a descomponerse ya que el cuerpo recurre a la glutamina muscular para tratar otros problemas más graves. Los médicos han descubierto que altas dosis de glutamina previene este proceso en estas situaciones. En una escala mucho menor, la misma teoría se aplica en los entrenamientos intensos, tal y como lo hemos visto en este apartado.

¿Quién debería tomar suplementos de glutamina?

Si practicas cualquier tipo de deporte de alta intensidad, te podrías plantear seriamente empezar a tomar estos suplementos. Además, si estás pasando cualquier etapa de estrés o estás enfermo, también puede ser muy beneficioso.

Sin embargo, también hay ocasiones en las que no es recomendable tomarla:

Personas con problemas en los riñones

Personas con cirrosis en el hígado

Personas con el síndrome de Reye

Mujeres embarazadas

Mujeres que están en periodo de lactancia

Si estás tomando cualquier tipo de medicación o tienes una condición médica, deberías consultar con tu médico antes de empezar a tomar cualquier tipo de suplemento dietético.

glutamina preguntas y respuestas

¿Cuánta debería tomar?

La cantidad que deberías tomar realmente depende de tu entrenamiento y de tu dieta. Este aminoácido se encuentra naturalmente en algunos alimentos, así que puede que no necesites demasiada dependiendo de tu alimentación. La dosis recomendada actualmente está entre 5 y 10 gramos por día. Otras personas se toman cantidades más elevadas, hasta 20 o 25 gramos al día, pero quizá lo más recomendable es que empieces con una dosis mínima y subas si lo crees necesario.

¿Puedo tomarla con otros suplementos deportivos?

Sí. Dependerá de tu objetivo actual, pero una buena combinación puede ser con creatina y proteína. Estos tres suplementos funcionan muy bien juntos y pueden incrementar la ganancia de masa muscular y acelerar el tiempo de recuperación. La creatina te da energía para construir masa muscular mientras que los otros dos suplementos te dan los materiales necesarios para los músculos.

¿Es segura?

Sí. Recuerda que es el aminoácido más abundante de nuestro cuerpo, así que vivimos con una gran cantidad en nuestro sistema de manera natural. A diferencia de otros suplementos deportivos, no está relacionada con los niveles de ninguna hormona en nuestro cuerpo. Siempre que te mantengas en la dosis recomendada, no deberías padecer ningún tipo de efecto negativo.