Si repasamos la lista de los suplementos diseñados para hombre, puede llegar a ser difícil entender exactamente la función y los efectos que tendrán en nuestro cuerpo. Esto incluye la glutamina, que no solo se utiliza en el campo de la medicina, sino que ahora también está disponible como suplemento, con una amplia variedad de beneficios. Si estás buscando información sobre este aminoácido, quizá estés tratando de mejorar tu capacidad atlética, quieras proteger los procesos metabólicos que tienen lugar en tu cuerpo o simplemente quieras llevar una vida más saludable. Veamos qué te puede aportar este suplemento y cómo te puede beneficiar.

Una mirada más cercana a la glutamina

Para poder entender las posibilidades que nos puede ofrecer este aminoácido como suplemento, es esencial conocer exactamente su composición y dónde lo podemos encontrar. La glutamina es un aminoácido que se sintetiza naturalmente en nuestro cuerpo y es uno de los “ladrillos” más comunes dentro de nuestro cuerpo. Los estudios científicos han demostrado repetidamente que ayuda a una gran variedad de procesos desde el sistema inmune al sistema metabólico.

El material que se encuentra dentro de la glutamina es clave para poder producir y regular otros productos químicos importantes como otros aminoácidos o la sacarosa. Podemos encontrar una gran concentración en nuestros pulmones y en nuestros músculos esqueléticos. A partir de ahí, se transportará a donde se necesite, como a los intestinos, el torrente sanguíneo u otros órganos.

beneficios hombres glutamina

Su importancia en la recuperación

Los médicos suelen prescribir o sugerir el uso de la glutamina a muchos pacientes que han sufrido algún tipo de trauma. Esto incluye a pacientes que se están recuperando de una operación o que luchan contra una enfermedad que les debilita. Varios estudios han demostrado que si se toma por vía intravenosa y por vía oral durante el período de recuperación, los pacientes muestran signos de mejora de la dispersión de nitrógeno a través del cuerpo y la síntesis de proteínas se hace más eficiente.

Metabolismo

Muchos de los mismos beneficios que se han estudiado en el campo de la medicina también se pueden aplicar a la vida diaria de los hombres que simplemente desean disfrutar de un estilo de vida más saludable. Uno de los lugares en los que se encuentra a menudo en el cuerpo es el intestino. Es fundamental en el equilibrio de ácidos y bacterias durante el proceso metabólico que permitirá que el cuerpo pueda utilizar de manera más eficiente las proteínas y las grasas después de su ingesta.

Estimulación del crecimiento muscular

Después de una intensa sesión de ejercicios, tu cuerpo estará luchando contra el daño celular practicado a los músculos durante las horas o los días posteriores. Esto se produce debido a las fracturas microscópicas que se producen en nuestra musculatura trabajada y a la incapacidad del cuerpo para obtener cantidades adecuadas de nitrógeno donde se necesita. En este sentido, muchos atletas optan por suplementarse con glutamina antes de un entrenamiento riguroso para evitar que los niveles naturales del cuerpo no caiga de manera drástica y se reduzca el daño celular en los músculos. De este modo, se mejorará el tiempo de recuperación después de una actividad física altamente demandante.

Sistema inmunológico

Para aquellas personas que son atletas profesionales y ponen su cuerpo en condiciones extremas, como carreras constantes o intensas sesiones de entrenamiento, el sistema inmunológico del cuerpo estará bajo una increíble cantidad de estrés. Gran parte de la energía que se creará estará dedicada a la reparación de los músculos y al aumento de la masa muscular, por lo que queda poca para los anticuerpos. Por ello, la tasa de infección entre los atletas es muy alta. En varios estudios, se ha demostrado que aquellos que toman suplementación de glutamina de manera regular reducen el riesgo de sufrir una enfermedad grave durante periodo de entrenamiento. También evitará que las bacterias de los intestinos se filtren a través de las paredes intestinales hasta llegar al torrente sanguíneo, aumentado aún más las tasas de infección.