En este artículo, esperamos resumir toda la información que necesitas saber antes de comprar glutamina. Si tienes alguna pregunta más, no dudes en contactar con nosotros.

Una visión general de la glutamina

En el mundo del culturismo y del fitness, es conocido como uno de los mejores suplementos del mercado. Se podría definir como un aminoácido no esencial, que significa que el cuerpo humano lo puede producir de manera natural. El sesenta por ciento se encuentra en el músculo esquelético y el resto se divide entre los pulmones, el hígado y el estómago. Tiene una estructura de molécula única con dos cadenas laterales de nitrógeno. Esto hace que sea el transporte primario de nitrógeno en las células musculares.

En los últimos años, ha ido ganando importancia gracias a los estudios que revelan su contribución única a la síntesis de proteínas, previene el catabolismo y provoca un aumento de la hormona de crecimiento. Debido a estos efectos, la glutamina juega un papel muy importante en tu cuerpo para ayudar a la recuperación de las células musculares.

Bajo circunstancias normales, el cuerpo humano es capaz de producir suficiente cantidad, pero en algunos casos se requiere más. Su consumo excesivo puede ser debido a alguna enfermedad, como un resfriado común, a quemaduras, cirugía, lesiones, etc. Otra causa principal de agotamiento es el ejercicio físico intenso.

Este aminoácido te ayuda a recuperarte después de un ejercicio intenso

¿Qué hace la glutamina?

Como hemos comentado anteriormente, cuando padecemos una enfermedad o realizamos ejercicio físico intenso, la demanda de este aminoácido aumenta. Las células en el sistema inmune dependen de ella como fuente principal de combustible. Cuando tienes una enfermedad o una lesión, tu sistema inmune reacciona y, por tanto, se necesita más cantidad. Es más probable que las personas más propensas a enfermedades o que residen en zonas de riesgo necesiten suplementos de glutamina para mantener un sistema inmunológico saludable.

Los suplementos también son eficaces para promover la retención de nitrógeno y prevenir la pérdida de proteínas musculares. Cuando empiezas a entrar, tus músculos comienzan a liberar glutamina. Si tus niveles caen demasiado, tus músculos pueden adoptar un estado catabólico. En casos extremos, esto puede conducir a la pérdida de músculo. Es también en gran parte responsable del transporte de nitrógeno en todo el cuerpo durante la actividad física intensa. Un balance positivo de nitrógeno y altos niveles de este aminoácido son criterios necesarios para ganar masa muscular.

¿Por qué tu cuerpo la necesita?

El cuerpo humano la utiliza para mover el amoníaco y el nitrógeno en todo el cuerpo a través del torrente sanguíneo. Es por eso que el cuerpo requiere niveles óptimos en todo momento. Nuestros sistemas inmunológico y digestivo necesitan también a este aminoácido. A menudo, el sistema digestivo requiere más cantidad para hacer frente a la dieta alta en proteína de las personas dedicadas al mundo del culturismo y de las pesas.

Ya hemos visto que el 60% de la cantidad total que tenemos en el cuerpo se concentra en los músculos. Cuando una persona realiza una actividad física intensa, necesita más aminoácidos que los producidos por el cuerpo. Si el cuerpo no puede obtenerlos del torrente sanguíneo, debe conseguirlos donde se almacenan: nuestros músculos. El cuerpo pasará a descomponer las proteínas de nuestros músculos para poder utilizar la glutamina. En estas circunstancias, se recomienda su suplementación.

Así pues, los suplementos son realmente necesarios inmediatamente después de un periodo de entrenamiento intenso. Nuestros niveles pueden reducirse hasta en un 50% tras una sesión dura. Cuando rompemos fibras musculares con el ejercicio, se necesita glutamina para volver a sintetizar proteínas e impulsar el crecimiento muscular. Si el cuerpo solo utiliza la que fabrica, puede tardar mucho en recuperar sus niveles normales.

El sistema inmunológico utiliza la glutamina como fuente de energía principal

¿Cuándo tomar suplementos de glutamina?

Como acabamos de ver, los suplementos son más necesarios cuando nuestros depósitos están bajos. Deberías intentar tomártela tan pronto como acabes tu entrenamiento. La mayoría de culturistas prefieren agregar estos suplementos a su batido post-entrenamiento.

Beneficios para la construcción de músculos

A continuación, presentamos algunas de las funciones directas que realiza para ayudar a tu cuerpo en la construcción y reparación muscular:

Estimula la síntesis de proteínas musculares mediante la donación de nitrógeno.

Disminuye el tiempo de recuperación muscular.

Aumenta la producción de la hormona de crecimiento y su liberación.

Disminuye el catabolismo muscular durante el ejercicio.

Aumenta la resistencia por la reposición de glucógeno cuando éste se acaba.

Reduce las posibilidades de enfermedad o de infección al fortalecer nuestro sistema inmunológico.

Evita el sobre entrenamiento cuando realizamos actividades intensas de larga duración.

¿Tiene efectos secundarios?

Es muy segura para la mayoría de adultos. Después de muchos ensayos médicos, no se han comprobado efectos secundarios. No obstante, consulta a tu médico si tienes cualquier condición física o si tienes dudas.

Beneficios adicionales de los suplementos

Como ya hemos comentado, es el principal combustible para nuestro sistema inmune y un combustible secundario para nuestros sistema digestivo. Así pues, su suplementación nos garantizará los siguientes beneficios:

Un sistema inmunológico más fuerte y menos propenso a enfermedades e infecciones.

Revierte el daño intestinal causado por antiinflamatorios.

Aumenta nuestro estado de ánimo.

Tiene posibles efectos positivos en enfermedades neurodegenerativass

Ayuda con la memoria a largo y corto plazo.

¿Quién puede tomarla?

La investigación científica muestra que las personas diabéticas deben de tener cuidado con su suplementación porque tienen una metabolización diferente de este aminoácido. Si eres diabético, se recomienda consular a tu médico antes de comprar glutamina o utilizar cualquier otro suplemento deportivo o nutricional.